Translate

Follow by Email

martes, 14 de julio de 2009

DIANA CHORNE



Diana Chorne: Representante de las Artes del siglo XX

Diana Chorne, despoja una sonrisa, y nos demuestra que su actividad artística se basa en un profundo misterio que uno va descubriendo cuando ansía lo infinito. No sólo hablo de técnicas sino que, para no quedarnos con el lustre de lo palpablemente visible, también profundizo en el campo infinito de su arte, la emoción, para así conocerla en sus vastos pensamientos analíticos basados en el arte.
Al hablar de ella, la mente enseguida piensa en una artista “sensible y cultamente postmoderna”; artista plástica y psicoanalista. Sus obras tienen su propio estilo, remiten al arte nativo definiendo una personalidad que encierra un fusión de culturas. Desde muy temprano se inicio en la actividad artística con maestros como Demetrio Urruchúa y Juan Batlle Planes.
Nos abrió sus puertas, con excelente calidez humana, para mostrarnos el interior privado de una colección exquisita de arte contemporáneo. Un repaso por dos estilos tan diversos como el simbolismo enmarcado en “Artes del juego” donde encontramos una vasta colección de pinturas basadas en la simetría de figuras geométricas, collages, tapices y actualmente, “Lo indecible”. Sus últimas obras pictóricas se basan en el “automatismo”, una escritura automática que refleja los fenómenos psíquicos que tienen lugar en el interior del artista. Refleja lo propio del hombre y la esencia de las emociones. “Lo indecible” nos propone ir mucho más profundo para poder alcanzar impensables alturas y volar con ellas a lugares inimaginables, donde el artista y receptor del arte se unen al momento de estar frente a la obra. La mente domina el cuerpo y el arte se expresa, desde todos sus rincones, la combinación perfecta de colores y dimensiones unidas dan como resultado la sorpresa y emoción del coleccionista exquisito.
Por Solange Miceli
Fotografías: Marina Hidalgo